Los diputados chilenos que visitaron la ciudad palestina de Hebrón, y que fueron expulsados por soldados israelíes, rechazaron de manera enfática las declaraciones del embajador de Israel, quien afirmó que los hechos constituyen una “evidente provocación”.

A través de un comunicado, los parlamentarios señalaron que la embajada de Israel “falta a la verdad” y que sus declaraciones “son una violación de los términos diplomáticos en los cuales se deben llevar las relaciones bilaterales entre Chile e Israel, de conformidad a la Convención de Viena”.

“Durante la visita a Hebrón, un grupo de soldados israelíes abordaron de forma sorpresiva a nuestra comisión luego de una reunión con la organización “Jóvenes contra los Asentamientos” que lleva a cabo actividades de resistencia no violenta contra la ocupación de su ciudad. Fue en ese momento cuando se nos intentó impedir el paso, con uno de los soldados grabando las caras de los miembros de la delegación, exhortándonos a dejar el lugar, sin jamás escuchar instrucción de seguridad alguna tal como ha señalado la embajada de Israel, faltando gravemente a la verdad“, sostienen.

Según los diputados, el objetivo de la embajada de Israel es tergiversar lo sucedido en Hebrón y que sus declaraciones no distan mucho de lo que vivieron en la ciudad palestina. “En este sentido hacemos un llamado al Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. Roberto Ampuero, a condenar esta vulneración de que fuimos testigos”, declaran.

“Por último, hacemos un llamado a la sociedad civil chilena, a nuestros parlamentarios y al gobierno de Chile, a no quedar en la indiferencia y a defender de forma irrestricta y sin condiciones la implementación del derecho internacional, del derecho internacional humanitario, las resoluciones de naciones unidas, los derechos humanos y la dignidad de toda persona”, cierran.