En medio de una amplia campaña digital en su contra por “fomentar el machismo”, el cantante colombiano Maluma se prepara para iniciar la gira promocional de su disco F.A.M.E en España, donde volvió a defenderse de las críticas.

“Una cosa es quien está al frente de la cámara y otra quien está detrás. Aquel es Maluma y este es Juan Luis, que es muy familiar. Mi madre y mi hermana tuvieron un papel muy importante en mi crianza, así que lo primero que aprendí fue a respetar y a valorar a la mujer“, aseguró.

Juan Luis Lodoño, como se llama en la vida real el artista, desconoció las cuestionamientos que ha provocado la portada de su sencillo “Mala mía”, en donde aparece rodeado de mujeres semidesnudas en el centro de una cama. Así como ocurrió con “4 babys”, la imagen despertó una nueva campaña en su contra, llamada #MejorSolaQueConMaluma, pero no le preocupa.

“No es que me duela, porque he ido creando un blindaje frente a estos comentarios, pero respeto a todas las personas que tienen opiniones diferentes a la mía”, señala, agregando que se define como uno “de los pocos artistas que se atreve a hablar de la realidad que vive la juventud día a día”.

A la vez, Maluma recalcó que lo más importante es que sus composiciones “tengan éxito y que la gente las disfrute”, enfatizando que “siempre que quieran que haga ese tipo de canciones, se las voy a seguir dando” y que “no hago nada que no me guste”.

Sin embargo, el colombiano aseguró que le parece que “definitivamente” la música cumple un rol de formación de valores en la sociedad y recuerda que su fundación, “El arte de los sueños”, nació hace dos años para trabajar en tres comunas de Medellín y ofrece ayuda a “niños muy vulnerables que nunca han tenido una oportunidad y que han terminado escogiendo la adición a las drogas o el camino de la violencia”.

Maluma también aprovechó de referirse al día en que conoció a Madonna, en la última gala de los Video Music Awards de MTV: “Para mí es una reina. Fue muy humilde y me dijo que seguía mi carrera. Ahora mantenemos el contacto. Que una persona tan grande espiritual y artísticamente crea en mí hace que todos mis sueños se eleven y se renueven. Fue uno de los momentos más especiales de mi carrera”.

Por último, el cantante colombiano también se refirió a otro momento muy comentado de la ceremonia de premios, cuando al final de su actuación le dio un beso a una de sus bailarinas. Al respecto, confesó entre risas que “sí, fue un beso robado”, aunque agregó que “la niña tuvo su momento también”.