Era esperable. En medio de la discusión del proyecto de Ley de Identidad de Género, que por estas horas se desarrolla en el Senado, el senador Iván Moreira (UDI) manifestó nuevamente sus posturas contrarias a la iniciativa, que se ha convertido en una de las principales luchas de la población transgénero en el país.

En primer lugar, el parlamentario criticó que el proyecto busca “dividir a la familia” y deja a “los papás en un rol de decoración”, en alusión a la indicación que promueve la oposición y que pretende que los menores de 14 años puedan acceder al cambio de sexo registral con la autorización de uno de sus padres o del juez de un tribunal de familia.

En el mismo sentido, el parlamentario aseguró que la iniciativa “pone en terceros una decisión tan trascendental”, que se deja al “Estado por sobre la familia” y desconoció las cifras presentadas por grupos a favor del proyecto con respecto a los altos índices de suicidio en la población trans. “Yo no sé de dónde son esas estadísticas”, agregó.

Finalmente, el parlamentario aseguró que “los mismos parlamentarios que están preocupados por la vida, votan aquí a favor del aborto, de la muerte”, y aseguró que ” cuando se trata de una ley aberrante como esta, hay que votar totalmente en contra” debido a que “en el futuro nos va a traer consecuencias negativas a nuestra sociedad”.