“Uno en buen chileno sale caliente después de ver tanta injusticia en la cancha que no sabes como desahogarte”, partió diciendo el capitán de la Universidad de Chile, Johnny Herrera, quien pidió disculpas este miércoles por sus dichos al terminar el superclásico en el estadio Monumental con Colo Colo.

El portero de la U se refirió a este episodio y reconoció que “cometí un error. Quiero pedirle disculpas, de verdad, a la gente de Colina 1”.

Lo anterior, debido a que al terminar el partido 1-0 a favor del conjunto albo, el jugador reclamó con ironía que “no sabía si estaba jugando en Colina 1 o en una cancha de fútbol” a raíz de los incidentes que rodearon el encuentro deportivo que fue interrumpido por bengalas y otros artificios que fueron arrojados de las graderías a la cancha.

Herrera sinceró que “quería hacer un comunicado, pero después me dio lata, que sé yo, para tratar de no agrandar más la situación”. Sin embargo, se decidió a hablar por “la carta que salió en los medios”, en la que reos del centro penitenciario critican que “se acordó de nosotros en un tono burlesco y totalmente falta de respeto, sin importarle que muchos de nosotros estamos acá por graves errores cometidos en nuestras vidas”.

Pero no se quedó en eso, ya que cuestionó el origen de la misma al señalar que “creo que el que escribió la carta no tiene nada que ver con la gente de Colina 1, porque hace alusión a un tipo de fanatismo en contra nuestra”.

Sin embargo reiteró que “les pido disculpas si se sintieron ofendidos porque cuando uno hace actividades de fútbol, ellos lo primero que hacen es respetar a sus rivales y no le tiran piedras en la cabeza ni quemar con bengalas”.

“Las disculpas de corazón a la gente que está ahí”, finalizó el arquero de la Universidad de Chile.