Hace unas semanas, Raúl Zurita se convirtió en una de las figuras decisivas del mundo del arte que exigieron la salida de Mauricio Rojas del Ministerio de Cultura. El poeta lideró la campaña que cuestionó sus dichos sobre el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos.

A varias semanas de lo ocurrido, en entrevista con La Segunda, Zurita aseguró que mantiene sus dudas sobre el rol que jugará el ministerio: “Soy muy escéptico de lo que pueda hacer un ministerio de la cultura con equivocaciones tan rotundas, lo único que muestra es un profundo desprecio (…) es imposible que un gobierno de derecha convoque al mundo del arte a imaginar. La derecha le tiene terror a los sueños. ¿Dónde están los poetas de derecha? ¿Dónde están los artistas de derecha? No hay”, aseguró.

Pese a que el poeta destacó al pintor Gonzalo Cienfuegos y a Luciano Cruz-Coke entre los miembros de la derecha vinculados a la cultura, aseguró que “en el gran arte la derecha no existe y ellos lo saben”.

“La derecha chilena se mueve por sus intereses y carece de ideales fuertes. La sociedad procapitalismo puede crear muchas cosas; menos pasión, menos una canción buena”, añadió Zurita. A la vez, el escritor aseguró que la socialdemocracia tampoco tiene esa capacidad: “Se puede ser socialdemócrata en la vida, pero no en el arte. No hay artistas socialdemócratas porque el arte es alérgico a la medianía. Puede haber un artista facho duro, puede haber de una izquierda dura, pero tibios no hay”.

En la entrevista, el poeta también se refirió al indulto otorgado por la Corte Suprema a los reos condenados por crímenes de lesa humanidad y señaló que “no debiesen tener beneficios, porque persisten”. En este sentido, señaló que en los casos de personas enfermas, “yo estoy por la compasión, siempre y cuando haya arrepentimiento (…) Todo ser humanos tiene derecho a ser digno en sus últimos minutos, incluso el más monstruoso”.