Durante la noche del pasado miércoles, el vicepresidente del directorio de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), Gonzalo de la Carrera, renunció a la compañía. Su salida fue anunciada en una carta dirigida al presidente Sebastián Piñera.

Más tarde, De la Carrera aseguró que “era un dilema moral”, ya que ENAP habría cumplido con todas las normas solicitadas en Quintero y aseguró que “tiene que haber otra razón” que explique la contaminación.

El ex vicepresidente aseguró que “es un decisión mía personal, no hay llamado a nadie”, pero insistió en que la situación tiene muy molesto a todo el directorio: “No teniendo la posibilidad de defender a Enap o no teniendo la independencia para hacerlo, no me quiero quedar en la situación de quedar atrapado con una resolución con la cual discrepamos y tenemos muy pocas posibilidades de poder defendernos”, señaló.

Gonzalo De la Carrera insistió que desde el primer minuto se apresuraron en las indagatorias y comenzaron a apuntar a ENAP. Por ello, añadió que “me resulta muy difícil seguir luchando por una empresa en la cual cuesta tener la independencia” y recalcó que es imposible que el informe se haya redactado en tres días o menos.

“Mi impresión, subjetiva, es que este informe viene redactándose hace muchos días, mucho antes de que se terminaran de tomar las mediciones. No explica la causalidad entre los gases encontrados y la enfermedad de las personas. No se da cuenta de cómo a través de los hidrocarburos se produce la nube tóxica”, argumentó.

La salida ocurre a un día de que la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) formulara cargos contra la empresa por su eventual responsabilidad en los episodios de contaminación vividos en Quintero y Puchuncaví durante el pasado 21 de agosto.

Al respecto, el ex vicepresidente de ENAP señaló que “puedo decir con toda certeza es que el superintendente de Medio Ambiente tenía desde diciembre de 2017 un informe elaborado por la Universidad Técnica Santa María que revelaba que habían eventos de emanaciones de gases tóxicos en el medio ambiente”.

En este sentido, De la Carrera recalcó que se ha podido comprobar que la gente sigue enfermando a pesar de que ENAP tomó las medidas que se solicitaron: “Si Enap fuera culpable cómo se explica el episodio de hace dos días. Enap tiene informes concluyentes de que la nube tóxica no pudo haber sido afectada por hidrocarburos”, cerró.