El actor y concejal por Maipú, Erto Pantoja, habló sobre los problemas que han derivado de la gestión de la alcaldesa Cathy Barriga, quien ha sumado cuestionamientos durante las últimas semanas. La última situación polémica fue el desalojo de Carabineros que finalizó con el último concejo municipal.

“Yo me estoy alterando, dejé pasar, vi muchas cosas, pero ya no aguanto más”, confesó el actor en entrevista con Vía X, agregando que “a la alcaldesa le cuesta mucho escuchar a los dirigentes de las juntas de vecinos”.

El actor señaló que hay muchos problemas en Maipú, pero que la alcaldesa Barriga “no recibe a los dirigentes de la comuna, no va a los concejos, va muy poco a los concejos comunales y ella tiene el deber de gobernar con los 10 concejales que estamos ahí”.

Pantoja agregó que la alcaldesa llegó al concejo municipal acompañada de un comandante de una comisaría de Carabineros: “Perdóname yo en los 80’s estuve peleando en el Campus Oriente, perdimos muchos (…) entonces me vino toda esa sensación de nuevo”, aseguró.

A la vez, el concejal habló sobre la alerta que provocó el incendio en un acopio de neumáticos y la inmediata acusación que Barriga hizo contra el grupo de manifestantes que estaban cerca del lugar. Pantoja aseguró que fue la intendenta de Santiago, Karla Rubilar, quien le pidió a la alcaldesa que se retirara del lugar para evitar mayores conflictos con los vecinos.

“Cuando llegas a una situación de esa magnitud, tienes que llegar con el temple y la frialdad para solucionar el problema, no para llegar a culpar, porque con esos alardes, hay imágenes posteriores donde se empieza a pelear con gente”, manifestó el actor, asegurando que una dirigenta local fue agredida por uno de los asesores de Barriga “con un telefonazo maletero en las costillas”.

Por último, Erto Pantoja aseguró que la Municipalidad de Maipú dedica mucho tiempo a vender una imagen positiva de la comuna, que no es real: “No voy a estar avalando y diciendo ‘bravo alcaldesa por este maravilloso parque’ cuando los dirigentes y la gente que tiene problemas reales estaban afuera y no los invitaban y no los dejaban entrar”, cerró.