Una ha ganado el US Open seis veces, para la otra es la primera vez en la final de un Grand Slam. Una quiere ser la tenista más ganadora de todos los tiempos, la otra quiere consolidar su mejor año derrotando a una de mejores. Son Serena Williams y Naomi Osaka, respectivamente, las deportistas que se enfrentarán este sábado en la tierra batida de Estados Unidos.

La final del Abierto de EEUU será una en la que la historia y el presente choquen en el torneo que decidirá si la histórica Williams (36 años), actualmente en el puesto 26 del ránking de la WTA, podrá exhibir su supremacía en el deporte que ha reinado por más de una década o la nueva sensación, 19 para la WTA, podrá ratificar su buen momento.

Serena retomó su nivel luego de que diera a luz a su hijo en un complicado parto que la tuvo batallando por su vida y debiera estar por varios meses fuera de la cancha. Tras derrotar por 6-3 y 6-0 a la letona Anastasija Sevastova en la semi final, la estadounidense llegó al último partido del torneo.

Te puede interesar: “La vigilancia de los cuerpos de las mujeres debe terminar”: Billie Jean King critica al Roland Garros por polémica con Serena Williams

En tanto que Osaka (20 años), nacida en Japón, de madre nipona y padre haitiano, derrotó en la semi final a Madison Keys, finalista de la edición pasada, por 6-2 y 6-4 y que en el camino dejó a la actual defensora del título Angelique Kerber por 6-3 y 6-1.

Además, esta final también tiene otro componente emocional para la joven promesa del tenis mundial. Y es que ella es una declarada fan de su rival que dijo que una de sus motivaciones era poder enfrentarse a Serena.

Esta será la segunda vez que ambas se verán las caras de un lado y otro de la malla, ya que a comienzos de año en la primera ronda del Masters de Miami, Naomi Osaka derrotó por 6-3 y 6-2 a Serena Williams, victoria que la joven no celebró en cancha, sino que fue a presentarle sus respetos a su referente.