La diputada del Partido Comunista Carmen Hertz afirmó que la reunión que sostuvo Sebastián Piñera con el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, es una “señal de amedrentamiento” contra el Poder Legislativo.

En una conversación con Cooperativa, Hertz afirmó que la reunión del Presidente con el líder de la Corte Suprema en la antesala de la acusación constitucional contra los ministros del máximo tribunal constituye una “amenaza”.

La diputada señaló que se ha hecho una “arremetida feroz” contra la acusación constitucional y citó las declaraciones del ministro Carlos Aránguiz, quien manifestó que la acción del Poder legislativo era como “el golpe de Estado de 1973”.

Además de esto, Hertz se refirió a la acción emprendida por parlamentarios de la UDI, quienes buscan inhabilitarla como firmante de la acusación constitucional por un supuesto conflicto de interés por parte de la parlamentaria comunista debido a que es querellante en el caso “Caravana de la Muerte” Calama, donde fue asesinado su esposos, Carlos Berger.

Además de ser una maniobra muy miserable, es una chambonada, porque no tiene sustento jurídico alguno“, sostuvo y agregó que los diputados de Chile Vamos no conocen bien la legislación.

“Esta maniobra está reflejando el nerviosismo respecto de la acusación constitucional y, en segundo lugar, que este lobby y esta maniobra tienen por objeto lo mismo de siempre, que es consagrar la impunidad”, argumentó.