El jugador del Arsenal, Héctor Bellerín, se mostró dolido por los insultos homofóbicos que ha recibido por parte de la hinchada debido a su forma de vestir.

El lateral español sostuvo al diario The Times, que los ataques que ha recibido en el estadio y en las redes sociales le han afectado en su rendimiento en la cancha.

Algunos aficionados son muy ofensivos. La mayor parte de los insultos me llegan online, pero otros se escuchan en el estadio. Me llaman ‘lesbiana’ porque llevo el pelo largo y después siguen con otros muchos insultos homófobos. Cuando juego mal, la situación se vuelve insostenible“, señaló.

Los insultos lo llevaron a cerrar sus redes sociales durante un tiempo hace poco más de un año. “Muchas personas me dicen cosas bonitas, pero es normal concentrarse en los insultos. Y cada día trato de aprender a combatir la situación de la mejor manera posible”, afirmó.

Bellerín sostiene que ser “diferente” en el mundo del fútbol es peligroso porque los hinchas tienen una idea prefabricada de cómo un futbolista debe comportarse, vestirse y hablar.

Si te comportas de forma distinta de lo que esperan te conviertes en una diana. Es mucha presión. Se trata de algo muy peligroso, porque en la vida es necesario ser libre de expresarse sin sentir amenazas“, agregó.

El jugador también dijo que es imposible que un jugador sea “abiertamente homosexual” en el fútbol. “Es un deporte que tiene una cultura diferente. Puede ser muy personal, muy desagradable”, argumentó.