Durante este lunes, el Tribunal de Disciplina de la ANFP notificó a Colo-Colo de la sanción que deberá enfrentar tras los incidentes desarrollados durante el último Superclásico en el Estadio Monumental.

El conjunto albo tendrá que disputar dos partidos sin público, los que deberá cumplir en los próximos dos compromisos como local por el Torneo Nacional, frente a Antofagasta (el próximo 23 de septiembre) y ante Unión Española, el próximo 7 de octubre. A la vez, productos de los desórdenes y falta de seguridad garantizada por la concesionaria durante el encuentro, tendrán que pagar una multa de 90 UF.

“El Tribunal considera que Colo Colo no cumplió a cabalidad todas las medidas que le fueron impuestas por autoridad. Esto dado al informe de Carabineros tenido a la vista y que Colo Colo no logró desacreditar del todo, tanto en su defensa escrita como en la audiencia celebrada el 4 de septiembre”, describe el fallo.

A la vez, la ANFP consideró que “si bien es cierto que muchas y la gran mayoría de las medidas que le fueron impuestas por la autoridad sí fueron cumplidas, existen algunas de ellas que el club no logró desacreditar, como lo fue la presencia de hinchas dentro del estadio antes de la hora de apertura de las puertas y la falta de rigurosidad en el control de acceso a algunos sectores del estadio entre otras irregularidades, que ciertamente pudieron contribuir a los lamentables incidentes”.

Durante el encuentro, el segundo tiempo del partido tomó más de 10 minutos en iniciarse tras las manifestaciones de los hinchas en al cancha, quienes incluso lanzaron una bengala encendida a pocos metros del arquero Johnny Herrera.

La sanción no dejó nada contentos a la cúpula directiva de Blanco y Negro, quienes darán a conocer su postura durante el transcurso de la jornada. Sin embargo, el fallo desacreditó la denuncia de Azul y Azul sobre una supuesta infracción al artículo 70 de las bases del campeonato.