Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de este año, se han notificado 1.554 casos nuevos de gonorrea en el país, de acuerdo a las cifras que entregó el segundo Boletín Trimestral de Gonorrea elaborado por el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud, lo que equivale a una tasa de 8,4 contagiados por cada cien mil habitantes.

La cifra fue publicada este martes por La Tercera, y además representa un incremento en un 13% más que lo registrado en el mismo período del año pasado (1.369), y un 70% superior a la mediana de casos del quinquenio 2013-2017.

La gonorrea es una infección de transmisión sexual (ITS) causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que puede afectar genitales, el recto, cuello del útero y la garganta. Entre los síntomas se encuentran la micción dolorosa y excreciones anormales del pene o la vagina, mientras que los hombres sienten dolor en los testículos y las mujeres en la zona inferior del vientre. Además, en caso de que una mujer esté embarazada, también puede infectar a su hijo.

En Chile, las cifras muestran que los contagios van en alza. Si en 2010 hubo 1.290 casos de gonorrea, en 2017 se registraron 2.768 y los registros indican que a fines de este año, los casos nuevos se acercarán a los tres mil.

En cuanto al rango etario, los nuevos casos se concentran entre los 15 y los 39 años, con mayores tasas de incidencia en el grupo de 20 a 24 años (34,2 por cada cien mil habitantes) y en los de 15 a 19 años (23 por cien mil). Luego sigue el grupo de los 25-29 años (22,6 por cien mil).

Además, de la población total, son los hombres los más afectados: por cada mujer contagiada, hay seis hombres.

El infectólogo de la Clínica de Las Condes, Rodrigo Blamey, explicó que como la vía de transmisión es la misma, durante los últimos años se ha dado un aumento en otras infecciones también. “Tenemos una epidemia de gonorrea, de sífilis, de condiloma. El VIH también ha aumentado en todo el mundo. Esto se relaciona con el no uso de condón. Es uno de los factores. El uso de aplicaciones que facilitan los encuentros sexuales, también contribuye porque hacen que sean más fácil las relaciones sexuales, con personas que no conoces”, aseguró en la misma publicación.

En tanto, el vicepresidente de la Sociedad Chilena de Sexología, Mauricio Salas Sironvalle, además recalcó que el no uso de preservativo se produce por falta de educación sexual.