El diario australiano Herald Sun reactivó la polémica con Serena Williams luego de que volvió a publicar una caricatura que fue calificada como racista por la representación que hizo de la tenista estadounidense, tras su derrota contra Naomi Osaka.

En la imagen original se ve a la ganadora de 23 títulos de Grand Slam, con sus rasgos acentuados, enojada saltando sobre la raqueta, mientras que de fondo está el árbitro preguntándole a Osaka si la puede dejar ganar.

Una vez fue publicada esta caricatura, fue muy criticada, ya que se mofaba del altercado que tuvo la deportista con el árbitro y que le costó un game en la final del Abierto de Estado Unidos, luego de que el DT le entregara instrucciones en medio del partido y ella le dijera “ladrón”.

Por este episodio fue cuestionado tanto el juez como la tenista. Al primero se le acusó de un trato sexista, ya que esos reclamos los suelen hacer muchas veces los hombres y no reciben sanción alguna. En tanto que a Williams le criticaron no asumir que cometió una falta. Tras la final, la misma WTA y otras leyendas como Billie Jean King y Andy Roddick le prestaron apoyo.

Desde quienes vieron con malos ojos el caricatura, destacan que es un ejemplo de un estereotipo que enfrentan las mujeres afroamericanas, representando a Williams como una mujer furiosa y grande.

Es por eso que en esta oportunidad, el medio quiso prestarle apoyo al caricaturista tras el dibujo juntando varios de sus trabajos en la portada para mostrar que no era un sesgo sexista sino que una mirada llena de sátira habitual del diario.

“Si los censuradores autoproclamados de Mark Knight se salen con la suya con la historieta de Serena Williams, nuestra nueva vida políticamente correcta será muy aburrida”, dicen en su primera plana. En tanto que el dibujante aclaró que su trabajo iba en crítica al comportamiento de Serena por ese día, no en general al resto de su carrera y tampoco era algo personal.

Cabe recordar que