El ex diputado Marco Antonio Núñez (PPD), quien ejerció en el cargo hasta marzo pasado, enfrenta una querella criminal en que se le acusa de tomar y exhibir fotos íntimas de su ex pareja en redes sociales sin su consentimiento, y del delito de amenazas.

Según publica Radio Bío Bío, la querella fue presentada en el Juzgado de Garantía de Casablanca el 7 de septiembre pasado, y el ex parlamentario es acusado por Paula Arriagada, quien se desempeñó como ex jefa de campaña del diputado Rodrigo González, también militante del PPD. La acusación también incluye a una ex funcionaria del Congreso.

La acción legal señala que Núñez fotografió a Arriagada semidesnuda y sin su autorización cuando aún pololeaban, y que luego dichas imágenes fueron difundidas través de redes sociales.

El texto señala que Arriagada y Núñez comenzaron una relación sentimental en octubre de 2017, y que al poco tiempo, una secretaria del Congreso la comenzó a insultar a través de redes sociales. Más tarde, Núñez le explicó que había tenido una relación informal con ella, en que se juntaban cada uno o dos meses y tenían sexo, y según él, esta nueva relación pública la había dejado “despechada y loca”.

Fue esa misma mujer quien, en abril de este año, le envió un mensaje de audio por Whatsapp a Arriagada –luego de que ella le pidiera a Núñez que la bloqueara de sus redes sociales– en el que estaba “borracha y empastillada”, y le decía: “Mira conchetumadre, deja de huevearme culiá porque a la próxima vez te tiro a la PDI. Estoy con Marco ahora, así que deja de huevearme hija de la grandísima puta, ¿me entendiste? Córtala, hueona, córtala, porque tengo cómo cagarte hija de la grandísima puta”.

Arriagada y Núñez terminaron oficialmente su relación luego de las elecciones internas del PPD y a fines de julio ella renunció al partido. Por esos mismos días, surgió una cuenta en Instagram en la que aparecía una foto de la secretaria con el ex parlamentario, y luego se publicó una foto de Arriagada con el torso desnudo.

De acuerdo al testimonio de la querellante, la imagen fue capturada sin su consentimiento mientras se cambiaba de ropa, cuando compartía con Núñez en Tunquén, y por lo mismo, el único que pudo haber tomado la fotografía fue él. 

Más tarde se subieron otras fotos de Arriagada con insultos, hasta que la cuenta fue bajada. En otra cuenta, activada poco después, la querellante aparecía en ropa interior en la casa en Vitacura de Núñez. “Lo más grave es que esas fotos fueron tomadas por el ex presidente de la Cámara de Diputados, mientras aún ostentaba el cargo de ‘honorable’“, dice la querella.