Durante los meses de mayo y junio de este año, la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales (UDP) se sumó a la ola de movilizaciones feministas que se realizaron en distintas casas de estudio a lo largo del país, y que buscaba poner fin a la educación sexista y las distintas situaciones de desigualdad y abuso que deben enfrentar las mujeres en espacios educativos.

En el caso de la UDP, el movimiento que lideró dicha iniciativa fue una asamblea de estudiantes sin representantes, líderes, ni organización definida. Sin embargo, durante las últimas semanas, las autoridades del plantel han sometido al Tribunal de Honor a cinco estudiantes, quienes arriesgan sanciones como la suspensión por uno o dos semestre, junto con la pérdida de becas y prácticas, e incluso la expulsión de la universidad.

La razón radica en una denuncia por abuso de poder contra un docente de matemáticas de dicha Facultad, que fue publicada a través de la cuenta de Facebook de la Asamblea de estudiantes, cuya administración es colectiva y en la que todos los estudiantes (hombres y mujeres) que participaron de ella tienen conocimiento de sus claves de acceso.

El asunto se abordó en una reunión que se realizó el 28 de mayo y en que participaron las autoridades universitarias y diferentes miembros de la asamblea. Debido a que no existía un liderazgo establecido, la asistencia dependía de quienes tuvieran disponibilidad en el momento, y fueron las cinco estudiantes que asistieron a la reunión quienes hoy son sindicadas como responsables por la denuncia en la red social.

Entre ellas se encuentra Claudia Valenzuela Valdés (21), alumna de cuarto año de la carrera de Pedagogía en Inglés, quien sostiene que el proceso en el que se ha visto involucrada junto a sus compañeras es totalmente irregular, ya que se les culpa de algo que no cometieron y sin pruebas, y que han debido enfrentarse a un proceso extenuante en el que incluso han tenido que contratar abogados y apoyo psicológico.

Además, explica que en la reunión del 28 de mayo, al abordar el tema, se señaló que ellas desconocían mayores detalles de la denuncia y que, ante la posibilidad de realizar una denuncia formal, indicaron que eso se debía resolver con la asamblea.

En tanto, agregó que uno de los puntos del petitorio para poner término al paro fue la no aplicación del reglamento, donde se estipula la existencia de los Tribunales de Honor. Sin embargo, desconociendo este punto, el Tribunal de Honor se constituye y cita a las cinco estudiantes a una primera audiencia el día 17 de julio.