Durante la tarde de este miércoles, el Colegio Médico sacar a las embarazadas y a los menores de edad de las comunas de Quintero y Puchuncaví, mientras no se tenga certeza con respecto a los efectos que pueden tener los gases tóxicos que han contaminado a la zona, que durante las últimas semanas ha vivido al menos tres emergencias sanitarias.

Lo anterior luego de que especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegaran hasta el lugar para conocer la situación y luego, realizar una reunión entre ambos organismos, que además pidieron que se interrumpan las tareas del cordón industrial que se ha establecido en la zona.

“Nosotros hoy día planteamos que el Ministerio de Salud pida la suspensión de la faena hasta aclarar cuáles son las fuentes de emisión, no seguir exponiendo a la población y de no ser así, el gobierno debería plantear trasladar a la población”, señaló la presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches. 

“Hoy día se está exponiendo a la población. Me parece que eso sería una locura por parte del Ministerio de Salud y por parte de la autoridad, lo que corresponde aquí es suspender las faenas”, agregó.