Brutal fue la golpiza que le dio una cuidadora llamada Johana Giraldo a una de las guaguas que se encontraban en el  establecimiento llamado K-rito Baby’s House en la ciudad de Cali, Colombia.

La violencia fue escalando rápidamente en el trato que le dio la mujer a la pequeña identificada como Salomé. En el video que se registró del momento, se ve como primero la niña es tirada del brazo forzándola a caminar más rápido de lo que sus piernas pueden.

Al no poder como la mujer quiere, le pisa el pie y la guagua comienza a llorar.

Incluso, antes cuando le estaba cambiando los pañales, al terminar, la alza del brazo y la balancea en el aire con total brusquedad hasta que la golpea de espaldas contra el cambiador.

“Ella presenta una molestia en su pierna izquierda, no la movía. Entonces, yo llamo y digo: ‘¿Qué pasó que mi bebé no quiere mover la pierna? Está muy incómoda”. Entonces, ella me dice que la metió al caminador y el pie le quedó doblado”, relató la madre de la niña a Noticias Caracol.

Además, esta no fue la primera vez que pasaba algo similar. Según la familia de la víctima de las agresiones, una vez fueron a recogerla y tenía un corte en el labio y moretones en la espalda. Ante esto, desde el lugar explicaron que se cayó jugando con una pelota.

Pero nada había sido tan grave como en esta oportunidad, ya que por los dolores que presentaba su hija, decidieron llevarla al médico porque no paraba de llorar y cuando gateaba daba señales de que le dolía el cuerpo.

Y cuando la revisaron los médicos se develó que tenía una fractura en el fémur izquierdo y contusiones en varias partes de su cuerpo, por lo que deberá estar enyesada por varios meses, entre 2 a 6 dependiendo su recuperación.

Al día siguiente de los resultados, se dirigieron para pedir explicaciones a la guardería, donde exigieron ver los videos de las cámaras del lugar y tras unas primeras negativas, debieron entregarles los registros.