Durante el pasado miércoles, hermanos, primos e hijos se reunieron en La Moneda para compartir un almuerzo de cumpleaños. Según confirmaron desde Presidencia, Sebastián Piñera pagó personalmente todos los gastos del encuentro que reunió a los Chadwick Piñera. 

La  reunión tuvo por objetivo celebrar el cumpleaños del obispo Bernardino Piñera Carvallo, tío de la familia, quien el próximo 22 de septiembre cumple 103 años de vida. Por ello, el almuerzo estuvo encabezado por su sobrino, Piñera, quien lideró el encuentro familiar en el palacio de gobierno.

El religioso cruzó los patios de La Moneda en compañía del Mandatario y de su esposa, Cecilia Morel. En medio del paseo, el Presidente tuvo tiempo para bromear con los frutos del Patio de los Naranjos: “A veces colgamos naranjas para que se vea más bonito”, dijo.

El arzobispo emérito de La Serena ingresó al comedor donde lo esperaban más miembros de la familia. Entre ellos, Pablo, Magdalena y su hijo Sebastián. También estaban los Chadwick Piñera, otra rama de la familia, quienes también son sobrinos de Bernardino: el ministro del Interior, Andrés Chadwick y el actual presidente de Enel, Herman Chadwick. 

Sin embargo, en la cita no estuvieron presentes el ex ministro José Piñera y el hermano del Mandatario, Miguel “Negro” Piñera, según consignó La Tercera.

El almuerzo preparado para 12 invitados consistió en tártaro frío con lechuga de entrada, salmón con salsa de albahaca de fondo, pavlova con frutos rojos y manjar de postre. La cita duró cerca de una hora e incluyó el canto del “cumpleaños feliz” en honor al sacerdote, quien conmemora seis década desde que fue ordenado como obispo. Por su parte, Bernardino realizó un sentido discurso y recalcó la importancia de la unidad familiar.

Desde La Moneda enfatizaron que el evento familiar fue costeado de su bolsillo por Sebastián Piñera.