La decisión del Servicio de Evaluación Ambiental de darle permisos a la Mina Invierno para usar tronaduras en Isla Riesco es vista con preocupación desde diversos grupos medioambientales de magallanes.

Las agrupaciones Alerta Isla Riesco, Equipo de Voluntarios de Greenpeace Magallanes,  Real Chile y el Frente de Defensa Ecológico Austral afirman que las actividades de la minera de propiedad de los grupos económicos Angelini y Von Appen puede afectar de manera irreparable la fauna y la biodiversidad de la isla.

Al respecto, el vocero del Frente de Defensa Ecológico Austral, Paulino Vidal, alertó: “Nos preocupa sobremanera que el Servicio de Evaluación Ambiental dé el vamos al uso de tronaduras en Isla Riesco, cediendo ante la presión de la empresa. Eso sería un claro despropósito y una total inconsecuencia con el mensaje de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien ha sido categórica al afirmar que las zonas de sacrificio no pueden existir en ningún lugar de Chile”.

“Es indignante ver lo que nos han hecho las empresas, amparadas por el Estado. Primero se instalan en una comunidad y generan expectativas de trabajo hasta convertirse en perfectos vecinos, pero poco a poco van destruyendo los ecosistemas de un lugar y como si esto fuera poco, producto de sus faenas desmedidas, generan el perjuicio de comunidades que viven en las zonas de sacrificio. Nosotros decimos que este modelo no da más, la contingencia nacional así lo demuestra”, agregó.

Junto con ello, enfatizó: “Magallanes posee un enorme potencial en el turismo y las energías limpias, ahí es donde debemos poner el acento como sociedad, propiciando un programa de desarrollo sustentable, con la consecuente generación de empleos y el movimiento de la economía regional”.

Mina Invierno constituye el yacimiento de carbón a cielo abierto más grande de Chile, su rajo de explotación equivale a setenta y cinco estadios nacionales (500 ha), inserta en la cuarta isla más grande de Chile, donde se emplaza el futuro Parque Nacional Kawésqar. Su entorno posee una exuberante biodiversidad con bosques nativos, cordilleras, glaciares, ventisqueros, fiordos y humedales. Además de una abundante fauna representada por cóndores, pumas, gatos monteses, coipos, diversos tipos de zorros y aves, focas, lobos marinos, delfines y ballenas, entre muchas otras especies en peligro.