Cristián Precht fue despojado de su calidad de sacerdote por decisión del Vaticano, según informó en un comunicado el arzobispado de Santiago.

Precht, quien fue acusado de abuso sexual por hechos que ocurrieron en colegios de la Congregación de los Hermanos Maristas, recibió la sanción más alta que se contempla dentro de la justicia canónica, según consigna La Tercera.

El ex vicario de la Solidaridad ya había sido sancionado en el año 2012 con cinco años de prohibición para ejercer de manera pública el ministerio sacerdotal, después de que se verificaran “conductas abusivas con menores y mayores de edad”.

Precht está en la mira de la Fiscalía Sur, que se encuentra investigándolo por “eventuales delitos de asociación ilícita, violación impropia, abuso sexual impropio, abuso sexual propio y favorecimiento de la prostitución de menores”, en el marco del Caso Maristas.