Uno de los rumores más grandes de la televisión finalmente fue confirmado: Beto y Enrique, dos de los personajes más populares de Plaza Sésamo, son homosexuales y eran pareja.

En conversación con la revista Queerty, el guionista Mark Saltzman aseguró que “cuando escribí a Beto y Enrique, cuando pensaba en ellos, eran pareja. No tenía otra forma de contextualizarlos”.

El escritor relató que una vez vio a un niño preguntarle a su madre si estos personajes eran “amantes”. “Viniendo de un preescolar, fue divertido”, dijo.

Saltzman confesó que los personajes estaban fuertemente inspirados en él mismo y en su ex pareja, Arnold Glassman, quien falleció en 2003.

Yo era más como Enrique, el bromista y caótico. Mientras que Arnold, como editor de cine, era el ordenado. Llevé esa dinámica a los personajes”, puntualizó.

Los rumores sobre la relación gay entre ambos personajes se agudizaron cuando en 2013 la revista The New Yorker utilizó la imagen de ambos para ilustrar la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos a favor del matrimonio homosexual.