Tras el Te Deum ecuménico, el cuestionado nuncio apostólico Ivo Scapolo fue abordado por periodistas que le preguntaron por los casos de abuso sexual en los que se ha visto envuelto la Iglesia Católica.

Según declaró a ADN, el religioso sostuvo que “siempre un Te Deum es una ocasión para rezar juntos, para bendecir, es una tradición muy bella”.

Al ser consultado por la crisis de la Iglesia, Scapolo sólo se limitó a decir que “es un motivo más para rezar”, aseguró que “hay deseos de hacer justicia” y subrayó que en el discurso pronunciado en el Te Deum sí hubo “referencias” a los casos de abuso sexual. “Tenemos que leer bien”, fue su invitación

Scapolo también descartó que existan privilegios para los sacerdotes en la justicia chilena.