Este 17 de septiembre apareció muerta en un campo de golf de Iowa en EE.UU la golfista española Celia Barquín Arozamena (22), quien fue apuñalada repetidas veces en el cuello, cabeza y torso. El presunto autor del crimen, detenido ya por la policía, es un ex convicto liberado de prisión en junio de este año llamado Collin Daniel Richards (22).

El acusado presenta rastros de forcejeo en la manos y cara, de manera que la policía no descarta intenciones de violación hacia la golfista. 

Celia Barquín fue campeona de Europa Amateur este año y además es miembro habitual de los equipos nacionales en España. En 2012 entró en la Escuela Nacional, viviendo dos años en la residencia Blume del Consejo Superior de Deportes. En 2014, al igual que muchos otros golfistas, migró a hacer carrera a Estados Unidos.

La deportista estaba en su cuarto semestre en la Universidad de Iowa, donde estudiaba Ingeniería y desarrollaba una carrera en el golf. Hace poco tiempo había ganado el torneo femenino Big 12 y ya visualizaba convertirse en jugadora profesional.

Por su parte, el presunto asesino, presenta una carpeta de antecedentes abultada: en 2014 fue acusado de abusar de una nova, en 2015 fue acusado de intimidación con arma tras robar en una estación de servicio y en 2017 fue denunciado por asalto a una vivienda. A fines de ese mismo año fue apresado, consiguiendo su libertad hace sólo tres meses.

Según la policía de Iowa, el supuesto atacante habría anunciado a un conocido su intención de violar y matar a una mujer. Richards ya ha comparecido ante un juez del estado de Iowa, el cual estableció una fianza de cinco millones de dólares en efectivo y fijó una audiencia para este 28 de septiembre.