Pasó desapercibida con las celebraciones del 18 de septiembre, pero era solo cosa de tiempo para que reflotara. Se trata de una carta enviada a El Mercurio de Antofagasta en la que se realiza una curiosa, al menos, comparación entre la detención y posterior muerte de Osama bin Laden y los detenidos desaparecidos en dictadura.

Según plantea Jaime Manuel Ojeda Torrent, el firmante del texto enviado al medio que lo publicó el 18 de septiembre, la familia del responsable del ataque a las Torres Gemelas el 2001 en Chile “habría sido indemnizada en forma millonaria”.

Además, que los “agentes de Estado” tras su captura estarían “presos de por vida” en Punta Peuco por la presión de organizaciones de derechos humanos “de propiedad del Partido Comunista”.

Según el paralelo que se intenta hacer a raíz de un nuevo homenaje que se hizo en Estados Unidos a las víctimas del atentado al World Trade Center del 11 de septiembre, en el que se condecoró a los que estuvieron tras la captura de Bin Laden, la persecución del otrora líder Al Qaeda tendría similitudes con la caza que hizo la dictadura con los miles de chilenos que fueron torturados y asesinados.