Por 88 votos a favor, 22 en contra y 14 abstenciones, el pleno del Congreso peruano aprobó este martes la cuestión de confianza planteada por el presidente Martín Vizcarra para llevar a cabo una modificación de la Constitución. La reforma pretende reemplazar el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) -uno de los flancos que ha desatado la trama de corrupción dentro del sistema judicial del país- por la Junta Nacional de Justicia, cuyos integrantes serán elegidos en un concurso público en el que prevalecerán los méritos.

El contenido de la reforma constitucional es exactamente el mismo que plantea un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo y que lleva más de 40 días bloqueado por la bancada fujimorista en el Congreso. Pero tras el ultimátum presidencial lanzado el domingo pasado -o se aprueban las reformas o se convocan elecciones-, los diputados decidieron aceptar la cuestión de confianza.

Las reformas propuestas por Vizcarra serán sometidas a consulta popular a través de un referéndum que se debería realizar en diciembre próximo, aprovechando la segunda vuelta de las elecciones regionales y municipales.

La crisis en el sistema de justicia peruano estalló a comienzos de julio por los llamados ‘Audios de la corrupción’, una serie de grabaciones telefónicas que dejaron al descubierto una red de corrupción y tráfico de influencias en el sistema judicial peruano. El escándalo provocó la renuncia del ministro de Justicia y del presidente del Poder Judicial, y la detención de un juez y de operadores de justicia y del sistema electoral. También se presentaron acusaciones ante el Congreso contra el juez supremo César Hinostroza y el fiscal de la nacional, Pedro Chávarry.

Las soluciones propuestas por Vizcarra para resolver la crisis pasaban por cuatro proyectos de ley para la reforma judicial y la reforma del sistema político, que requieren una modificación Constitucional. Pero la mayoría fujimorista bloqueó el debate, que quedó dando vueltas y sin avanzar. El pasado domingo, pero, el mandatario amenazó con disolver el Congreso si no se aprobaban sus cambios y anunció una “cuestión de confianza” respecto a las iniciativas.

También te puede interesar: “Perú se moviliza en contra de la corrupción en el Poder Judicial mientras siguen cayendo jueces de altas instancias”