Podría ser la aplicación que ocupan en el capítulo “Hang the DJ” de Black Mirror, pero no. Es simplemente la nueva demostración de cuánto Internet sabe de nosotros. Este jueves comenzó a funcionar la beta de Facebook Dating, el servicio del gigante de las redes sociales que pretende desplazar a Tinder a la hora de encontrar pareja.

¿Podrán los algoritmos de Mark Zuckerberg hacer “matches” perfectos? Eso es lo que comenzará a probarse en Colombia, el primer país elegido para el test con usuarios reales.

Este servicio funcionará en base a los propios gustos de los registrados en Facebook y otras aplicaciones vinculadas y entregará a los usuarios una selección de personas que cumplan con los requisitos seleccionados.

Fotos, contactos en común, actividades que realiza, gustos y preferencias son algunas de las características que se mostrarán. Pero en el caso de que quieras conocer personas que justamente no esté en el círculo de tus contactos, también te ofrecerá la posibilidad.

“La meta es hacer de Facebook, simplemente el mejor lugar para empezar relaciones on line”, describió Nathan Sharo, una de las cabezas de este servicio de dating.

Y es que comparada a Tinder, promete varias mejoras. Mientras la aplicación entregaba resultados aleatorios solo definidos por la cercanía y la edad, Facebook quiere que la búsqueda sea mucho más detallada. Y es que desde la compañía no ven a esta app como competencia, ya que no quieren entregar la posibilidad de citas, sino formar “parejas para toda la vida”.

“Queremos hacer un producto que aliente a las personas a recordar que tras los perfiles hay personas. Queremos un sistema que enfatice la consideración por sobre el impulso. Queremos que consideren más que la foto del perfil“, agregó Sharp.

Entonces, ¿cómo funciona?

Todos los usuarios mayores de edad verán una notificación en el Feed de noticias en el que se invitará a unirse a Facebook Dating cuando esté disponible en su país.

Una vez acepten e introduzcan los datos solicitados y otros alternativos como lugar de trabajo, educación, y aspectos físicos como la altura, Facebook ofrecerá posibilidades y alternativas de personas sin regirse por géneros binarios y orientación sexual.

Luego, para crear el perfil, se usarán fotos subidas en Facebook o Instagram y deberás responder preguntas del tipo “¿cómo es tu día perfecto? o “¿qué canción te hace siempre cantar?”. De ahí, los y las interesadas podrán seleccionar los parámetros de búsqueda.

En tanto que las conversaciones que se sostengan con las personas que se conozcan en este modo no irán al chat habitual, sino que pasarán a un carpeta de mensajes especial de la aplicación en la que no habrán vistos ni tickets para ver si alguien leyó o no el mensaje.

Justamente, este primer encuentro, estará altamente controlado por Facebook para que no se envíen comentarios, fotos o otros tipo de contenido que ellos consideren inadecuado y tampoco puedas espiar y controlar lo que alguien no está interesado en ti haga o no.

Finalmente, el servicio de Facebook se puede resumir en lo siguiente: es un servicio que no busca entregar citas de una noche, al que deben ingresar por tu cuenta, no es automático, pero que no necesita descarga de una aplicación, aunque sí se creará un nuevo perfil a partir de la información cruzada de Facebook e Instagram.

Permitirá conectar a amigos de amigos y a quienes están completamente fuera del círculo de conocidos.  Tampoco se basará en la lógica de “deslizar hacia la derecha” de Tinder, y tampoco bastará ver la foto: para hacer match, deberán haber intereses y temas en común. Todo lo que Facebook cree que se necesita para construir un relación para toda la vida.