Pese a sus históricas diferencias, los senadores Alejandro Navarro y Jacqueline van Rysselberghe ya tienen un punto en común: ambos creen que no es el momento para legislar sobre la propuesta de diputadas de despenalizar el aborto hasta las 14 semanas de embarazo, sin causales.

“Pasamos más de un año discutiendo el aborto en tres causales. Por lo tanto, volver a centrar la discusión pública en ese mismo tema no tiene mucho sentido. Hay muchos otros temas que afectan la vida cotidiana de las personas y que han sido postergados por discusiones de esta naturaleza”, argumentó la senadora y presidenta de la UDI.

Además, Van Rysselberghe aseguró que “no es el minuto de discutirlo. Creo que se va a plantear en algún momento pero ojalá nunca se apruebe. No tiene ningún sentido que si hablamos de este tema hace pocos meses, volvamos a repetir la discusión”.

En tanto, el senador Alejandro Navarro, quien también participa de la Comisión de Derechos Humanos, sostuvo que “el tema del aborto libre no se ve cercano. Creo que la sociedad chilena tuvo que discutir y madurar mucho el tema de las tres causales y ello es suficiente. Avanzar más requiere de mucho consenso. Por ahora creo que las tres causales son lo que la sociedad chilena está dispuesta a aceptar”.

El parlamentario señaló que la idea de plantear despenalizar el aborto hasta las 14 semanas de gestación “es abrir un debate que puede llegar a fracturar la sociedad y al Parlamento. No será tampoco prioridad del gobierno. Hay temas más urgentes. Por ejemplo, espero que podamos legislar sobre la responsabilidad del Estado respecto a los niños o la falta de médicos o listas de espera en hospitales”.