Durante este jueves, la policía francesa busca a los autores de una violación colectiva contra una joven, ocurrida a la salida de una discoteca en el sur de Francia que fue grabada y difundida en redes sociales. La investigación se inició luego de que la víctima de 19 años confirmara que era ella quien aparecía en al menos dos videos que fueron publicados en Snapchat y Twitter.

La difusión de los registros despertaron una amplia indignación en Twitter, donde algunos usuarios revelaron conocer la identidad de los agresores, de entre 25 y 30 años de edad. La joven que fue violada contó lo ocurrido en una entrevista con la radio local Capitole, donde relató que cinco o seis personas la agredieron sexualmente el sábado por la noche en el estacionamiento de una discoteca en Balma, en el suburbio de Toulouse.

“Sucedió muy rápido, no recuerdo todo”, explicó la joven en la entrevista, asegurando que piensa haber sido drogada. Tras la difusión de los videos en internet, las imágenes fueron bloqueadas por la plataforma Pharos del Ministerio del Interior, que identifica los contenidos ilícitos que son publicados en la red.

En las imágenes, una de las voces del video pide que dejen “de grabar, es una violación. Es una violación”, exclama, mientras se escucha gritar a la víctima pidiendo auxilio. Según el reporte de France 3, los agresores continuaron en su actuar, mientras que uno de los cuatro agresores intenta poner reglas sobre el delito que cometían: “¡Muchachos, cada uno en su turno!”.

Pese a que en redes sociales ya circulan fotografías de los presuntos agresores, sus identidades no han sido confirmadas oficialmente. “Necesitamos calma y discreción”, sentenció la policía al respecto.