Ronan Farrow es el ganador del Pulitzer, el máximo premio para el periodismo estadounidense, luego de destapar el historial de abusos que Harvey Weinstein mantenía escondido al interior de Hollywood, también ha sido uno de los críticos más duros contra Woody Allen, su padre, sobre quien ha escrito por las acusaciones de abuso sexual. Ahora, el director pone en duda que sea su hijo.

“Creo que es hijo mío, pero no apostaría mi vida por ello”, dijo el realizador de “Annie Hall” y “Manhattan” en entrevista con la revista Vulture, donde dijo tener dudas sobre la paternidad, ya que cree puede ser producto de una relación de Mia Farrow con Frank Sinatra.

La historia es la siguiente. La protagonista de “El Bebé de Rosemary” y “Hannah y sus hermanas” se casó con el cantante el 19 de junio de 1966, cuando ella tenía 16 y el crooner 50 años. Unión que solo duró dos años, ya que terminaron divorciándose.

Ya en 1970, la actriz se volvió a casar, esta vez con el compositor André Previn, con quien adoptó a Soon Yi.

Para 1980, la relación con el músico ya había terminado y comenzó una nueva relación con Allen. Siete años más tarde nació Ronan. ¿Qué tiene que ver entonces Sinatra? Es sabido que la actriz y el cantante mantuvieron una amistad, la que según el cineasta, podría haber sido al más

“Se presentaba a si misma como una persona fiel pero no lo era. No sé si quedó embarazada durante la aventura que tuvo”, sostuvo Woody Allen en la conversación en a que también apuntó que “pagué su manutención durante toda su infancia y no creo que eso sea justo si no fuera mi hijo”.

Sin embargo, antes de su muerte en 1998, Frank Sinatra abordó el tema y comentó que era imposible que fuera el padre de Ronan, porque había quedado impotente tras una operación. Pese a esto, su hija, Nancy Sinatra, nunca descartó que el joven pudiera pertenecer a su familia.

Cabe recordar que Allen y Farrow se separaron en 1992, cuando se descubrió él mantenía una relación con Soon-Yi.