Carlos Pellegrín Barrera y Cristián Contreras Molina son los dos nuevos obispos que presentaron su renuncia ante el Papa Francisco, quien aceptó las dimisiones luego de que estos fueran cuestionados por abusos sexuales.

La Nunciatura Apostólica en Chile fue la encargada de comunicar que Pellegrín dejará el gobierno pastoral de la diócesis de San Bartolomé de Chillán, mientras que Contreras hará lo mismo con el gobierno pastoral de la diócesis de San Felipe.

La información confirmada este viernes, llega en medio de la actual crisis que está viviendo la Iglesia Católica en Chile por los casos de abusos sexuales que han salido a la luz y los encubrimientos de estos mismos desde hace décadas por las altas autoridades de a iglesia.

Además, el Papa nombró como administrador apostólico sede vacante de Chillán al sacerdote Sergio Pérez de Arce y para el mismo cargo en San Felipe al sacerdote Jaime Ortiz de Lazcano.

Las renuncias de Pellegrín y Contreras se suman a las de los obispos de Osorno, Juan Barros, Valparaíso, Gonzalo Duarte, Puerto Montt, Cristián Caro, y Talca, Horacio Valenzuela.