“Junto con mi hermano estábamos haciendo grabaciones sin molestar a ninguno de los asistentes, y en eso se nos acerca uno de los huasos corraleros pidiéndonos la cámara, y diciendo que dejáramos de grabar, a lo cual accedimos. En ese momento se produce un forcejeo, le tratan de robar la cámara a mi hermano, él se corta la mano derecha, luego yo fui víctima de un ahorcamiento por uno de los asistentes, y una de las personas que estaba participando le tira el caballo encima a mi hermano”, es parte del relato del CORE de Tarapacá, Pablo Zambra (IL).

La autoridad relató que el ataque se desarrolló el lunes 17 de septiembre por parte del grupo “Los Huasos del Desierto” en el Rodeo de Alto Hospicio, al que llegaron para registrar “el maltrato e irregularidades que hay en el sector” y la “violencia animal como medio de entretención”, y además denunció que durante el desarrollo de las actividades, existe gran consumo de alcohol y cigarros por parte de los asistentes.

“No me parece que este tipo de actividades donde los asistentes toman y fuman sea un deporte, por lo que hago un llamado al municipio a frenar todo tipo de apoyo que le esté dando al rodeo, porque no representa una instancia saludable y no se debe fomentar, además con el uso de recursos como ambulancias ubicadas solo en el lugar”, aseguró él.

Zambra además denunció haber sufrido una nula respuesta de Carabineros, quienes le dijeron que no podían hacer nada porque la persona que lo agredió había sido escondida, pese a que ellos la identificaron. Debido a lo anterior, dejó constancia de las lesiones en el SAPU de la comuna, y anunció que iniciará acciones legales.

Del mismo modo, anunció que está trabajando para la creación de “Tarapacá sin Rodeos”, una coordinadora que estará todo el año organizada para eliminar el rodeo de la región.

Publicado por Pablo Zambra Venegas en Lunes, 17 de septiembre de 2018