El filósofo y activista estadounidense Noam Chomsky visitó este jueves al ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en la sede de la Policía Federal de Curitiba, donde lleva casi 170 días detenido. Chomsky afirmó que el mandatario cuenta con todo lo necesario para demostrar su inocencia.

Chomsky, quien describió el encuentro como “una experiencia maravillosa”, explicó que conoce al ex mandatario desde hace 20 años y que le complació ver “que continúa animado, con energía, lleno de planes y programas y optimista con el futuro”.

Según el lingüista, Lula debería ser el próximo presidente de Brasil y dijo que en su anterior mandato “hizo cosas maravillosas” lo que indicaría “lo que pudiera ocurrir en el futuro”.

El estadounidense agregó que “al oírlo hablar, no podía pensar que las circunstancias fuesen un impedimento para él, era más bien una inspiración para dirigirse a un mundo mejor”.

La semana pasada Chomsky participó en un foro sobre amenazas a la democracia en la ciudad de Sao Paulo, donde dijo que recordó su anterior encuentro con Lula, hace unos 20 años, durante el cual el ex gobernante le comentó entonces que no creía que iba a ser presidente de Brasil y “al final lo fue”.

Lula fue inhabilitado por la Justicia Electoral para concurrir en los comicios presidenciales del próximo 7 de octubre. El Partido de los Trabajadores (PT), que lidera desde la prisión, intentó su candidatura hasta el último momento, pero, finalmente dio paso a su ex ministro de Educación y ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, quien en los últimos días se ha disparado en las encuestas.

Según los últimos sondeos, Haddad está sólo por debajo del ultraderechista Jair Bolsonaro, con entre un 16% y un 19% de la intención del voto, mientras que Bolsonaro tiene un 28%.