Se fabrica hace tiempo, pero volvió a estar de moda hace unas semanas con la muerte de Mac Miller, ya que era un brebaje al que el fallecido rapero era adicto, según el mismo reconoció años antes.

El “Purple Drank” es un compuesto líquido de color violeta que se fabrica de manera casera  mezclando jarabe para la tos con refresco y dulces. Específicamente lo que contiene es codeína y prometazina, que juntos producen una sensación de euforia y relajación.

Este cóctel también conocido como “cocaína líquida”, “sizzurp” o “lean” al parecer produce un efecto tan potente, que rápidamente genera dependencia cuando se pasan los efectos.

En una entrevista ya del 2013, el propio Mac Miller había dicho que pasaba todo el día “totalmente drogado y perdido” y que pasó fácilmente de un uso recreativo a una verdadera adicción.

Según varios medios internacionales, desde que murió la ex pareja de Ariana Grande se han disparado drásticamente las búsquedas en Internet de la receta de esta sustancia popular también en canciones de rap.

Incluso, un amigo de Miller, el también rapero estadounidense conocido como Bow Bow, hace unos días utilizó su cuenta de Twitter para reconocer que es adicto al “Purple Drank” hace 10 años y que es un peligro ya que cuando lo consumía le cambiaba toda la personalidad.

“Voy a confesar algo. ¡Cuando Omarion y yo trabajos juntos en el disco ‘Face Off’ yo estaba completamente drogado con lean todos los días! Cuando me vieron en BET peleando con Torae estaba drogado con lean. Me cambió mi temperamento me cambió todo. Me hizo pelearme hasta con mi familia”, comaprtió el rapero.

Si bien no está claro si esta bebida fue lo que terminó matando al joven Mac Miller, sí fue una sustancia que estuvo asociada a él y que era muy habitual en su vida, a tal punto que debió reconocer su adicción. Además, tiene un alto riesgo de sobredosis si se mezcla con drogas o alcohol.

Pero esta bebida que se popularizó en los Estados Unidos en los años 90 expandió sus fronteras y ahora es en Inglaterra donde suenan las alarmas, ya que dicen que cada vez más son los estudiantes de las escuelas secundarias y universidades quienes están consumiendo ‘lean’ con frecuencia.

Incluso colegios como “St Peter’s Church of England Aided School” debió emitir un comunicado advirtiendo de los peligros de consumo, luego de que varios de sus estudiantes se presentaron con las pupilas dilatada y ojos cansados, y posteriormente reconocieran que estuvieron consumiéndolo.