“El porno más machista seguirá siendo la única clase de educación sexual a la que asistirá tu hijo. Y mientras siga así seguiremos fabricando violadores en manada”. Es una de las punzantes afirmaciones que la actriz española Sílvia Rubí lanza en el spot promocional del Salón Erótico de Barcelona (SEB), que se publicó este jueves.

En una clara referencia al caso de ‘La Manada’, la artista continúa: “Seguiremos acumulando minutos de silencio y seguiremos estando en manos de jueces que crean que una violación es un jolgorio sexual. En una sociedad sin educación sexual era obligatorio que el porno cambiara”. El vídeo pone el acento en la falta de educación sexual y carga contra los jueces del caso de La Manada y termina con un mensaje sobreimpresionado: “Ahora mandamos nosotras”.

“¿Y tú, cómo aprendiste a follar? ¿Te lo has preguntado alguna vez? Mira un poco a tu pasado. ¿Cuánto de lo que sabes sobre sexo lo has sacado del porno? […] En una sociedad sin educación sexual el porno es tu libro de instrucciones”. Tras esta conclusión, la actriz abre las posibles fuentes de aprendizaje del sexo para un joven, poniendo especial énfasis en la pornografía.

El spot que ha llegado con polémica, como ya es habitual con los vídeos promocionales del SEB, en un año especialmente marcado por las reivindicaciones feministas que desataron el 8 de marzo y la sentencia de La Manada.

Los avances que la lucha feminista ha tenido en los últimos tiempos ha provocado que incluso la organización del evento, en el que el la pornografía juega un rol imprescindible, tomara posición en el debate: “Como punto de encuentro de la industria, queremos liderar un cambio en el sector. Un cambio real para hacerlo más responsable y más igualitario. Un cambio que comienza en la edición de este año, liderada por mujeres en todas las áreas creativas”.

El Salón Erótico se celebrará del 4 al 7 de octubre en la capital catalana.

Mira el video aquí:

SIN EDUCACION SEXUAL | Salón Erótico de Barcelona from Salón Erótico de Barcelona on Vimeo.

En el vídeo, dirigido por Carles Valdés, la directora del SEB, Silvia Rubí, va mostrando diferentes escenas, como una mujer borracha o varios hombres acorralando a otra.