El Estado Islámico reivindicó la autoría del atentado contra un desfile militar en la ciudad de Ahvaz, ubicada en el suroeste de Irán y que dejó al menos 29 personas muertas y 53 heridos.

Según consigna Europapress, el ministro de Relaciones Exteriores del país árabe, Mohamad Javad Zarif, el atentado corresponde a “terroristas reclutados, entrenados, armados y pagados por un régimen extranjero“.

Las autoridades informaron que el ataque dejó a periodistas y niños entre las víctimas, además de militares que participaban en la actividad.

En el ataque participaron cuatro sujetos, dos de ellos fueron abatidos y los otros dos fueron detenidos por fuerzas de seguridad, según señaló el gobernador de Juzestán, región cuya capital es Ahvaz, Gholamreza Shariatí.

Los atacantes que se vistieron con uniformes militares dispararon contra las unidades del Ejército y los Guardianes de la Revolución que estaban desfilando y contra las personas que se encontraban en el evento, desde un edificio cercano detrás de la tribuna de las autoridades.

Cabe recordar que el último ataque terrorista de gravedad en Irán ocurrió en junio de 2017 en Teherán. Este fue también fue reivindicado por el Estado Islámico y dejó 17 muertos y más de 50 heridos.