Siguen los problemas medioambientales para la población Quintero y Puchuncaví a menos de 24 horas de que se levantara la alerta amarilla en la zona.

Ayer viernes al menos 13 personas llegaron al hospital de Quintero presentando síntomas de intoxicación y se reactivaron las alarmas por la contaminación que emiten las empresas en el sector.

Desde el Consejo Consultivo de Salud de Quintero afirmaron que los síntomas que presentan los afectados coinciden con los que tenían los pacientes de las intoxicaciones masivas del pasado 21 y 23 de agosto.

Además de esto, el Colegio Médico de Chile llamó a la autoridades a decretar “zona de catástrofe” en Quintero y Puchuncaví , lo cual implica “suspender las faenas de las empresas presentes en la zona hasta que se establezca el origen de la fuga y se demuestre que ya no hay riesgo de emisión de ningún tóxico”.

Mira las reacciones acá: