Jaime concha, uno de los denunciantes del caso maristas, afirmó que se sintió presionado durante la dictadura debido a que no quería poner en riesgo la existencia de la Vicaría de la Solidaridad.

El médico fue invitado al programa de debate de TVN, “Estado Nacional”, donde contó su testimonio y llamó a generar políticas de Estado para acompañar a las víctimas de abusos sexuales.

Concha sostuvo que no habló en 1978 debido a que habría pasado a la historia como “el niño que destruyó la Vicaría de la solidaridad”.

Incluso, sostuvo que deberían estar agradecidos de que no hablara porque debido a eso Cristián Precht “salvó a mucha gente”.

Además de esto, Concha encaró al panel por el silencio de la clase política ante los casos de abuso dentro de la iglesia.

“Ustedes se horrorizaron por la española que fue atacada por 5. Ustedes están viendo a un hombre que fue atacado por 6. Cuando yo tenía 10 años me atacaron 3 hermanos marista y tres sacerdotes hasta los 16 años“, afirmó.

El denunciante llamó a que se apruebe la imprescriptibilidad de delitos sexuales a menores y le dijo al presidente Sebastián Piñera que aprovechara este momento para generar una comisión de verdad en los casos de abuso.

Junto con esto, Concha afirmó que en un tiempo más se destaparan más casos de abuso dentro de la iglesia. “En 10 años más en 20 años más va a haber una nueva oleada de denunciantes de curas de hoy”, advirtió.