Controversia ha despertado un tweet que publicó el ex comandante en Jefe de la Armada, Edmundo González, durante la noche del domingo y en el que llamó a “aplicar la fuerza” contra Bolivia, independiente de cual sea el fallo que la Corte Internacional de Justicia de La Haya dé a conocer el próximo 1 de octubre, con respecto a si Chile debe o no negociar una salida al mar.

Sus dichos fueron rechazados inmediatamente por figuras políticas de distintos sectores, entre ellos, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, quien durante la mañana de este lunes en “Bienvenidos” aseguró que la postura chilena se basa en la “mesura”, que Chile es “un país amante de la paz” y que “todo tipo de declaración con este tenor no contribuye al país”.

También el senador Ricardo Lagos Weber (PP) señaló que “yo sería muy responsable. No generar siquiera un atisbo de debate en esta materia. El uso de la fuerza en un régimen democrático como el nuestro hay que tratarlo con mucha responsabilidad”. El también senador Iván Moreira (UDI) manifestó que “no corresponden declaraciones de esa naturaleza. Parece que el almirante en su retiro está muy dedicado a ver películas de ciencia ficción”.

En tanto, Pablo Vidal (RD), presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, manifestó que “no estamos en la previa del superclásico, no tenemos que calentar a las barras sino que, por el contrario, decirle al pueblo de Chile y al pueblo boliviano que esto es parte de la forma pacífica en que los países resuelven sus diferencias”.

También en redes sociales el uniformado fue criticado duramente, donde lo llamaron a tener criterio y además se le recordó su cuestionado rol en el terremoto del 27 de febrero de 2010. Esa madrugada, González no llegó a la reunión que mantuvieron los otros comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas con Michelle Bachelet y se quedó en su hogar, debido a que como se canceló la alerta de tsunami, “se relajó”.