El pasado jueves el gobierno ordenó levantar la Alerta Amarilla que estaba presente en Quintero y Puchuncaví, a raíz de los constantes episodios de contaminación que han sufrido los habitantes de la zona.

Pese al levantamiento de la medida, el fin de semana se registraron nuevos episodios de contaminación con pacientes que llegaron hasta el hospital local con síntomas de intoxicación. Según publica Bío Bío, al mediodía del biernes se registró un peak de contaminación de dióxido de azufre (SO2) en el Complejo Industrial Ventanas.

Se registró un total de 1.200 microgramos por metro cúbico en un período menor a una hora, siendo que la normativa chilena permite 500 microgramos por metro cúbico como promedio en una hora. “Es un peak bastante alto en un corto periodo de tiempo. Y el efecto del dióxido de azufre es super oxidativo, es muy irritante para el ser humano. Y afecta las mucosas respiratorias, entonces, aunque sea menos de una hora -aunque sean 10 minutos- un alto peak de contaminación va a afectar a las personas”, aseguró Luis Díaz, experto en calidad del aire de la Universidad de Santiago.

Pese al reciente evento, la vuelta a clases continuó para este lunes. En la madrugada, la municipalidad de Quintero fue tomada por manifestantes que protestaban contra las autoridades locales por la falta de solución para los vecinos.

Y lo mismo se vio en los colegios. Lienzos y mascarillas fueron la tónica para los jóvenes que no pueden volver a la normalidad.