El fin de semana pasado se conoció de las intenciones de Sebastián Piñera de elaborar un proyecto de ley que reforme el actual Código Penal, iniciativa que será enviada a fines de este mes al Congreso para su discusión.

Para la elaboración del texto, el gobierno creo un grupo de trabajo que fue criticado por la Asociación de Abogadas Feministas de Chile (Abofem), que está integrada por un grupo de reconocidas profesionales, debido a que no incluyó a ninguna mujer.

“Los académicos y expertos mencionados son connotados abogados y profesores de Derecho Penal con trayectorias impecables; y existiendo una importante cantidad de mujeres con la misma calidad, no se entiende cómo es que ninguna fue invitada a ese trabajo”, señalaron a través de una declaración pública.

“Recientemente se han incorporado a la legislación (y se encuentran en discusión) una serie de delitos cuya tipificación obedece a temas de género y en muchos casos buscan dar una protección más eficaz a la mujer. De ahí que no resulte comprensible que las mujeres sean excluidas de una comisión que podría tocar delitos como el femicidio, la violación, los abusos, el maltrato reiterado o la violencia en el pololeo”, agrega el texto.

De este modo, las profesionales criticaron que “nuevamente, serán los hombres los encargados de decir de qué maneras se maltrata nuestro cuerpo” y llamaron al gobierno a “no repetir los errores del pasado, dar pie atrás y formar una comisión diversa que asegura la representación de todos y todas”.

“Durante años, la práctica del Derecho Penal invisibilizó a las mujeres: es tiempo de cambios o no podremos hablar de tiempos mejores”, cerraron.