Durante este martes se conoció la primera resolución de la justicia contra el comediante Bill Cosby, quien fue condenado a una pena de un mínimo de tres y un máximo de diez años por drogar y violar a Andrea Constand en 2004. 

El castigo cierra un largo juicio contra uno de los cómicos más famosos de Estados Unidos, el mismo que fue acusado por decenas de mujeres de haber explotado su fama para abusar de ellas, tras drogarlas con sedantes. La respuesta de la justicia fue calificar a Cosby como un “predador sexualmente violento”, una categoría jurídica designada para los individuos que se convierten en una amenaza para la comunidad.

Así lo estableció el juez Stevan O’Neill tras la denuncia por agresión sexual que se tramita en un tribunal de Norristown, en el estado de Pensilvania. En adelante, el artista será incluido en una serie de listados que registran a los abusadores sexuales y que son enviados a entidades que engloban a posibles víctimas, como los centros educativos. Además, Cosby, de 81 años, tendrá que acudir a sesiones de terapia durante el resto de su vida.

En abril pasado el comediante fue declarado culpable por de los cargos de penetración sin consentimiento, penetración mientras se está inconsciente y penetración tras el suministro de un estupefaciente.

Bill Cosby ha sido acusado por más de 60 mujeres de abusarlas sexualmentre entre los años 1960 y 2000, aunque los casos no prosperaron en la justicia debido a haber prescrito. El único caso que fue llevado adelante fue el de la canadiense Andrea Costand, quien relató cómo, a principios de 2004, el comediante la invitó a su mansión de Cheltenham y le dio unas pastillas que la marearon. Esa noche, el artista abusó de ella.

En un día se conocerá la sentencia contra Cosby, a quien su abogado defendió ante el juez asegurando que “no es peligroso. Es un hombre ciego de 81 años que no puede valerse por sí mismo”, sostuvo Joseph Green, quien obtuvo una dura respuesta del juez: “Usted cogió la belleza saludable de un espíritu joven y la destrozó. Nadie está por sobre la ley”, le dijo.