Durante este martes se reportaron nuevos casos de personas intoxicadas en los servicios de urgencia de Quintero, colapsando el recinto asistencial de la comuna. Solo este día, cerca de 50 personas se aproximaron al hospital y al Cesfam con síntomas de intoxicación, encendiendo una vez más las alarmas.

El hecho ocurre a un día del regreso a clases de los estudiantes, tras casi dos semanas de suspensión. Entre quienes acudieron al lugar se encuentran menores de edad y adultos, mientras los pacientes presentan vómitos, náuseas, mareos, cefalea y debilidad muscular, a raíz de la contaminación que existe en la zona.

Los nuevos casos de personas intoxicadas han desatado el descontento de la ciudadanía. Pese a que la ministra de Medio Ambiente declaró alerta sanitaria, la falta de claridad sobre el futuro de la zona angustia a las y los vecinos. 

En entrevista con La Tercera, Sebastián Santos, vocero del Cabildo Abierto Quintero-Puchuncaví señaló que el hospital de la localidad se encuentra colapsado debido a las personas que han presentado malestares. Hasta las cuatro de la tarde de este lunes, 26 personas fueron atendidas. Además, durante el pasado lunes, varios niños, niñas y adolescentes tuvieron que salir de sus colegios para ser atendidos también.

“El gobierno ha sido ineficiente, ha sido indolente con las personas. No han sabido dar una solución, dan medidas parche que no resuelven nada. Nosotros seguimos movilizados, buscando acciones para obtener las respuestas que necesitamos, porque la situación que estamos viviendo no da para más”, recalcó el dirigente.

Este martes, alumnos y docentes del Liceo Politécnico de Quintero fueron evacuados en ambulancia, debido a sus síntomas. Un vecino del sector contó a Chilevisión que “siguen llegando niños intoxicados. Nos dio mucha impotencia ver a una niña vomitando sangre. Como padre estoy impresionado. Queremos que las autoridades cierren las empresas sí o sí”.