Las situaciones de abuso que fue reveladas por Natalia Valdebenito cuando estuvo en el Clan Infantil de Sábado Gigante ha provocado diversas reacciones. En el espacio, la actriz señaló que entonces “pasaron cosas que a todos en ese minuto nos dejaron como ‘no quiero esto'”.

Valdebenito se negó a revelar la identidad del abusador para no pasar por encima de la víctima: “No soy la involucrada de manera directa, porque sí soy involucrada de manera indirecta al vivir esto igual. Me parece que son las personas las que tienen que hacerse cargo. ¿Cómo yo le puedo lanzar esa bomba también a esa persona?”, señaló.

Según BioBioChile, un reportaje de El Mercurio relató en 2003 un episodio ocurrido en diciembre de 1989, que coincide con el relato de la comediante. Al mismo tiempo, la actriz Carola Oliva, quien también participó del clan, aseguró que el hecho ocurrió en Puerto Montt, mientras grababan un musical.

“En ese viaje uno de los camarógrafos se propasó con uno de mis compañeros. Cuando pasó esto, los niños nos llamaron a las niñas más grandes. Estaban asustados, y el que sufrió esta situación nos lo comentó”, sostuvo Oliva, agregando que “ellos me contaron que el camarógrafo empezó a armarles como un juego, de que se grabaran, y que después pasaron algunas cosas raras, insinuaciones extrañas. Al otro día había un ambiente de tragedia. Nunca supe si fue una violación o un manoseo, pero sí supe que el tipo tuvo malas intenciones”.

Al mismo tiempo, otra fuente confirmó que le contaron “que un camarógrafo había intentado abusar de un niño. Que no lo logró porque el niño gritó y al minuto su mamá estaba en la pieza. Y que la coreógrafa (Dinka Vodanovic) llegó y pilló al hombre en paños menores en la pieza del niño. Al día siguiente estaba despedido. Y nadie más habló del tema oficialmente. Pero en los pasillos se decía que habían comprado el silencio de los padres”.

Por su parte, Kreutzberger señaló que “no se ha dicho específicamente qué pasó” y añadió queHay una cosa que no está clara y le están dando más (cobertura) de lo que corresponde”.

El episodio coincide con el fin del Clan Infantil, pero desde el programa aseguraron que la razón era el traslado del espacio televisivo a Miami. A la vez, la coreógrafa Dinka Vodanovic y el animador Mario Kreutzberger negaron tener información al respecto, aunque otra de las fuentes relacionadas al caso aludió a un supuesto pacto de silencio.