Benito Cerati está en Chile para presentar su nuevo trabajo este jueves en el Bar Loreto, cuatro años después de su primera presentación suelo nacional en el Teatro Caupolicán, y este miércoles habló de música, feminismo, el peso en redes sociales de ser el hijo de Gustavo y del presente de Argentina y nuestro país.

“Hay muchas cosas que están pasando que son muy parecidas”, comentó el músico en conversación con Natalia Valdebenito en Radio Súbela.

Para el cantante de “Automática lunática” y “El final de una relación normal” reflexionó tajantemente que “allá está todo bastante destruido y en Chile hay mucha apariencia”.

Para Cerati, cuando en Chile sales de ciertas comunas te das cuentas de las diferencias que hay en el país. “Te sales de estos lugares y es bastante triste, pero Chile me apasiona, es un país hermoso”.

Según el músico que nació en Santiago en 1993, ambos países “están en crecimiento, están aprendiendo. Son muy distintos, pero muy iguales”, porque están pasando por problemáticas similares como el debate sobre la despenalización del aborto, los debates sobre identidad de género y que dos presidentes de derecha llegaron al poder.

También recordó el vínculo que tiene con Chile gracias a viajes que alcanzó a realizar con Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar: “Me encanta venir porque acá es un momento de relajación porque iba a al sur con mi familia”.

Otra situación por la fue consultado, fue por cómo lleva ser el hijo del ex Soda Stereo. Ante esto comentó que está un poco cansado de que en redes sociales lo validen y pidan que realice homenajes o cante canciones de su padre. “Es mucho más grande para mi lo que hago, aunque la gente no lo crea así”, señaló.

En tanto que sobre una de sus banderas de luchas, eliminar las barreras de género, señaló que “todo el tiempo voy ampliando perspectivas. Cuando arranqué era todo desde mi experiencia, peor ahora empecé a ver más”.

“Sirve mucho tener una utopía en la cabeza, pero no ser fundamentalista. Pensar cómo te gustaría que el futuro fuera y para eso existen los marcos teóricos y eso está bueno, tenerlos presentes”, recomendó.

En Twitter, fue un activo defensor del derecho al aborto para las mujeres durante el debate en el parlamento argentino que terminó rechazando esta posibilidad. Pese a esto, dijo que no se sentía cómodo hablando de feminismo porque “al ser un sistema patriarcal, un hombre hablando de estas cosas es mucho más notorio que cuando lo hace una mujer”.

“Prefiero que una mujer esté hablando de estas cosas, es mi rol estar entendiendo cómo funcionan las cosas, pero sigo teniendo los privilegios de ser varón. La opresión sigue teniendo una base ideológica”, zanjó Benito Cerati.