“Quería traer a (John) McEnroe, que es más viejo, pero McEnroe no quiso. Y la razón es porque tiene miedo de que le saque la cresta y no quiere quedar mal. Entonces, le mandé un mensaje diciéndole que le iba a jugar muy despacito y que íbamos a hacer un partido entretenido”.

Esa es una de las polémicas declaraciones de Marcelo Ríos en la previa de su exhibición contra Nicolás Lapentti el 21 de diciembre de este año y que entregó en entrevista con La Tercera. Estas son algunas de las frases más incendiarias.

Sobre Serena Williams:

“Por las Williams siento amor y odio. Amor, porque las conozco desde el rancho de Bollettieri. Nos llevábamos muy bien y era una relación bien agradable. Y de odio, porque me acuerdo de que estábamos en Australia y ella quería jugar con los hombres. La hicieron jugar con Karsten Braasch, un tipo que estaba 300 del mundo, y perdió 6-0”.

“No hay comparación en el tenis entre hombres y mujeres. Incluso, vi La guerra de los sexos para entender un poco qué pasaba antes, pero no puedes comparar un saque de Isner con el de la Halep. Hay diferencias físicas, es una cuestión obvia. Pasa en todos los deportes. Hay que ser realistas”.

“Ella alega que nunca ha mentido. No sé si comparto eso del “pídeme perdón”. Pero sí creo que fueron un poco excesivos con ella. No estuvieron bien, aparte la multa es una mierda”.

Sobre el tenis actual:

“El tenis se ha puesto muy aburrido. Es fome verlo. Ver a Sampras era aburrido. Cada vez que jugaba Sampras, lo cambiaba. Es un gallo amargo, que está ahí y que no hace nada. En cambio, Agassi tenía su onda, sus pantalones de jeans”.

“No puedes decir nada, no puedes romper una raqueta. ¡Si la raqueta es tuya! ¡qué importa! Si no estás haciendo nada malo. Demuestras poco tus sentimientos, se vuelve fome el tenis”.

“Porque ver a McEnroe, aunque no me lleve bien con él, era entretenido. No sabías lo que iba a hacer en el último punto. De repente, lo echaban. En Wimbledon me acuerdo de que le pegó a las bebidas. Eso es lo que la gente quiere”.

En el hockey sobre hielo se agarran a combos y es el espectáculo. Yo creo que hay poco espectáculo en el tenis, hay muchas reglas. Por romper una raqueta, warning”

“En Los Ángeles le dije a un negro mother fucker. Para mí no es nada, porque no soy racista, pero a los negros les molesta y se ve feo. Pero que te saquen del partido por eso es una estupidez. Me pasó con Bernardes (un árbitro brasileño), ahí dije “puta, negro de mierda” y me echó. Después apelé y me perdonaron, porque se dieron cuenta de que en Chile decir negro no es nada malo. De hecho, al Yogurt le digo ‘negro de mierda'”.

“(Goran) Ivanisevic me encantaba, tiraba la raqueta. Decía “soy croata, tuviera una pistola y me suicidaría. Acabo de perder no sé con quién”. Para mí el tenis se ha vuelto fome”.

Jugar como “niña” y “señora”:

“Ver un partido de Giraldo, que aparte juega como mina, contra Lorenzi, no lo veo. Pero si es Federer con Nadal, me motivo y lo veo”.

“A mí Federer me encanta, creo que es el mejor de la historia. Es un caballero. Es un hueón la raja, pero encuentro que es fome en la cancha. Fuera de la cancha, su vida debe ser otra. En la cancha, es como señora, no comete ningún error. Con raja se saca un moco. ¿Un escupito? Ni cagando. Es súper correcto y para mí se me volvió fome”.

Sobre Nicolás Jarry:

“Me senté a conversar con él cuando todavía no estaba entre los 50 y le dije “este año te vas a pegar una semifinal o una final y de repente te vas a pegar un rajazo y te vas a meter entre los 50 y no te vas a dar ni cuenta”. No es por decir que sepa o que soy bueno para la hueá, pero pasó”.

“Si Nico lee esto, se va a acordar de que yo hablé con él en el lobby del Intercontinental. “Esto te va a pasar, porque vos jugai muy bien”, le dije. Ahora la gracia es meterse entre los 20”.

“El tipo ya está siendo respetado, saca bien. Sabe cómo jugar los puntos importantes, cuándo calmarse… Ya no es palo, sacar fuerte y que no le importaba el tercer set. Está mucho más controlado y tiene para mucho más el Nico”.

Sobre la Copa Davis:

“Para serte sincero, he hablado con Nico cosas personales, pero de Copa Davis, nada. Tampoco hay mucho que hablar. Y si voy a estar o no, es decisión de Nicolás”.

“Hay un nuevo presidente que no sé quién es. Tengo que hablar con él primero, no sé cuáles son las nuevas reglas, qué van a hacer, los pagos… ¿Cómo se llama el presidente?”

“Ya el tenis se fue a la cresta, los dirigentes hacen lo que quieren. No solo en el tenis, tú ves el fútbol y también. Lo encuentro triste, caímos en una cuestión de que hoy en día prendes la tele y ves a Garay en juicio; el otro hueón car’e raja de Chang. Después, Jadue en Miami tirándose las bolas”.