Durante este miércoles, la actriz Josefina Montané se sumó al matinal “Bienvenidos” de Canal 13 para acompañar a Martín Cárcamo en la conducción durante los días libres de Tonka Tomicic.

En el panel, abordaron la querella contra el cineasta Nicolás López por violación a una menor de edad: “Estaba arriba mío, hincado sobre mi pecho, bloqueándome los brazos con sus piernas. Nicolás en esa época era muy gordo, yo no entendía qué es lo que estaba pasando, pero era tanto su peso, que me costaba respirar. Nicolás refregaba su pene por mi cara y cuello…”, fue el crudo relato de la joven.

Precisamente, Montané es una de las mujeres que denunció al autor de “No estoy loca” en el primer reportaje que destapó sus acosos y abusos de poder. Hoy, la actriz revivió lo ocurrido en pantalla.

“Yo tuve un episodio con él en el que salimos. Era para hablar, porque trabajamos juntos en un teaser para una serie que se iba a vender en Miami”, recordó, agregando que “él siempre le baja el perfil a todo. A uno no le queda claro si es trabajo, pero yo me iba a juntar por un tema laboral”.

Josefina Montané aseguró que él siempre confundía y mezclaba las cosas: “Lo hemos visto, tiene una personalidad bien fuerte y como que a todo le baja el perfil, para él todo es un chiste. Entonces, trató de curarme. Me ofrecía mucho alcohol, me pasaba cosas intomables. ‘Conmigo no, a mí no me vay a curar. Puedo tomarme mis tragos, pero no me vay a curar’. Caché altiro que esa era la intención”, comentó.

“En algún minuto me decía ‘pero qué te importa si igual vamos a terminar…’ Ocupaba una palabra muy fea que no la voy a reproducir a esta hora. También me preguntó si podía tocarme la teta”, señaló la actriz.

Montané reconoció que es muy difícil para ella hablar del tema: “Es muy mediático todo, involucra a harta gente, amigas, compañeras”, explicó antes de quebrarse. “Te agradezco de verdad que podamos conversarlo con altura de miras, pero imagino que te da dolor”, fue la respuesta de Cárcamo ante el complejo momento.

“Pero no tanto por mí. También es súper invasivo, los medios no tienen mucho respeto ni mucho cuidado. Te invaden con preguntas, llamados, y uno no tiene ni siquiera tiempo para pensar, decir ¿qué fue lo que pasó?, ¿por qué yo llegué a ese nivel?, ¿por qué acepté?. En mi caso ¿por qué me ofreció tocar mis pechugas? ¿por qué no le pegué un combo y salí? ¿por qué no hice eso?”, se cuestionó la actriz, agregando que “fue tan fuerte, y él le bajaba el perfil con su sonrisita y su risa, que nada, me reí también. No sé cómo funcionan los mecanismos de defensa de uno, pero en ese minuto para mí fue ese. Yo tuve suerte”.

Montané agregó que los hechos ocurrieron en un local comercial y que López después la llevó a su casa, que es su oficina, para mirar el teaser que habían grabado.

“A mí más que nada me toca este tema porque son compañeras mías y ha sido todo tan normalizado, todo tan tapado. Agradezco tanto a la Loreto Valenzuela por explicar más a fondo la manipulación”, añadió, asegurando que ella fue muy honesta al explicar que siguió trabajando ahí.

A la vez, la actriz recalcó que “no me gustaría entrar tanto en los detalles. Sí fui a fiscalía, sí di mi declaración, por eso encuentro súper delicado el tema. Yo apoyo a mis compañeras, les creo. Estoy con ellas y estuve con ellas en todo el proceso, creo que tenemos que apoyarnos entre las mujeres. Te juro que no conozco ninguna mujer que no haya pasado una situación incómoda de este tipo”.

“A todo el mundo les dijo que iban a terminar en la cama, a todas sus víctimas. Entonces, también hay un modus operandi, una forma de abarcar a las personas”, reflexionó Montané, recalcando lo difícil que es denunciar estos hechos: “No es decir de un día para otro ‘sí, me pasó esto’, ‘sí, cometí un error’, ‘sí, me equivoqué’, ‘sí, caí en las promesas que hacía esta persona’. Cuesta asumir eso, cuesta asumir que fuiste vulnerada. Por favor, respeto. Cuesta años hablar”, cerró.

Mira el video a continuación: