El medio brasileño Estadao reveló un telegrama del año 2006 donde el candidato presidencial de ultraderecha, Jair Bolsonaro, envió condolencias al nieto de Augusto Pinochet tras la muerte del dictador chileno.

Mi solidaridad y admiración por su dignidad al no inclinarse a las mentiras de la izquierda y honrar el nombre de su abuelo”, señala la misiva que mandó el ahora candidato presidencial brasileño a Augusto Pinochet Molina, nieto del dictador, que en medio del funeral realizado en la Escuela Militar dio un discurso que le costó la carrera militar en ese entonces.

El capitán de Ejercito se saltó el protocolo y sostuvo que su abuelo había sido “un hombre que derrotó en plena Guerra Fría al modelo marxista”, siendo expulsado de la milicia por no respetar el protocolo castrense.

Bolsonaro agregó en la carta enviada que “el mundo sabe que el elevado índice de desarrollo humano que disfrutan los chilenos en mucho se debe a las acciones desarrolladas  por el gobierno de Pinochet“. Al parecer el candidato no sabía que el supuesto “milagro económico” de la dictadura es una mentira y ha sido corroborada por diversos expertos.

Te podría interesar: Académico estadounidense echa por tierra tesis que afirma que la dictadura de Pinochet mejoró la economía chilena