Hace unos días se viralizó un video que muestra a un grupo de zorrones universitarios destruyeron parte de un hospedaje en Pichidangui. Las imágenes enfurecieron a los usuarios, quienes recriminaron la actitud irresponsable de los jóvenes que aparecen destrozando la puerta de entrada al inmueble con un gran palo, entre otros daños.

Además, un segundo registro audiovisual mostró la destrucción de la casa desde el interior, mientras algunos integrantes del grupo recorren el lugar. Tras la difusión del video, uno de los responsables del hecho comentó que la puerta no fue destruida por vandalismo, sino para ayudar a que los jóvenes pudieran ingresar.

Durante este miércoles, el matinal de TVN, “Muy Buenos Días” contactó a Agustín, uno de los zorrones implicados en el hecho. En la conversación, el joven señaló que siente vergüenza por lo ocurrido y que se sintió culpable.

“Intentábamos empujarla, pero no podíamos. Estuvimos 10 o 15 minutos intentando, hasta que usamos ese tronco”, explicó, añadiendo que “como último recurso, rompimos la puerta e hicimos el hoyo”.

Agustín añadió que aportó en el pago de 60 mil pesos a la dueña de la casa afectada, aunque señaló que “yo no tenía por qué pagar, pero igual me sentía culpable. Riéndome, disfrutando el momento, yo creo que eso tampoco estuvo correcto (…) Me da vergüenza”.

Pese a lo dicho por los zorrones, la dueña del inmueble aseguró a Chilevisión que solo cancelaron los daños cuando el video fue viralizado, el pasado lunes. Además, la mujer aseguró que cuando el grupo salió de la casa se negaron a ser responsables por lo ocurrido y sostuvo que todo fue provocado por el consumo excesivo de alcohol.