Desde que comenzó el juicio en Melipilla por el femicidio de Isidora González (23), la familia de “Dorito” ha sentido el intenso apoyo de las organizaciones feministas y lésbicas que se han manifestado cada día en las afueras del tribunal. El brutal crimen de la joven punk, cuyo cuerpo fue encontrado descuartizado tras ser arrojado a un canal de regadío, ha despertado una serie de actividades de agitación en búsqueda de justicia.

Talleres, conversatorios, charlas y la sororidad feminista han acompañado la espera ante el proceso judicial que ya se acerca a su fin. Mientras, “un poco más tranquila” y liderando la difusión en la página de Facebook “Justicia para Dorito”, la madre de Isidora, Karem Rojas, conversó con El Desconcierto sobre el juicio oral y entregó detalles sobre la estrategia judicial de Guillermo Atenas, ex pareja de su hija y el único imputado por el caso.

“Estamos finalizando el juicio con las declaraciones de los testigos y familiares, detectives, peritos y la policía. El lunes fueron las declaraciones de parte del imputado. El proceso judicial comenzó el jueves 20 y este viernes serán los alegatos de clausura de las abogadas querellantes, que son del Sernameg y del Ministerio Público. También del fiscal a cargo Pablo Sabat y además, el alegato del abogada por parte de la defensa”, detalla.

Karem Rojas contó que en primera instancia, la defensa de Atenas mencionó un supuesto cuadro de esquizofrenia del imputado, pero a medida que fueron pasando los meses y avanzando el proceso investigativo, el escenario fue cambiando: “Al imputado lo vio un psiquiatra particular, pero ante la ley el único examen legal es lo que hizo el Servicio Médico Legal. El psiquiatra declaró el pasado miércoles y dijo que no hay ningún cuadro esquizofrénico, este tipo solamente tiene un trastorno asocial, que vendría siendo una patología psicopática, pero en ningún caso esquizofrenia”.

Además, Rojas explicó que la defensa de Atenas intentará apelar al delito de homicidio simple o a un sesgo en la investigación, ya que fue el único interrogado y no se citó a otras parejas de la joven. “Hilando fino era imposible investigar a los otros porque había ocurrido años atrás”, sostuvo la madre, asegurando que “cuando Isidora partió ese viaje igual había conocido a otras personas, pero no habían estado con ella en Melipilla. Por eso ahora ellos van por lo primero, que sería homicidio simple”.

Lo más complejo es que, en términos judiciales, algunos aspectos de la ley de femicidio, que exige probar la convivencia entre la víctima y su agresor, enredan el panorama: “Aquí yo quiero hacer hincapié”, enfatiza Karem. “La ley de femicidio te dice que tienes que comprobar que tú tienes una relación más o menos estable o con algún plan futuro con esta persona. En este caso, la Isidora por la edad que tenia lógicamente no se proyectaba con este hombre. Entonces ellos quieren argumentar por ese lado, que ellos no tenían ninguna historia”. De este modo, la justicia podría descartar el delito de femicidio.

“Queremos que se modifique la ley de femicidio”

En la espera del veredicto, que se podría conocer este viernes o el próximo lunes, la familia y el entorno de Isidora aseguran que tienen expectativas altas sobre la decisión de la justicia, pero también aclaran que hay que “poner los pies en la tierra”.

“Siempre está el sueño de conseguir la cadena perpetua calificada y que esta sentencia sea ejemplificadora para la sociedad. Como familia queremos escuchar eso, pero también una es realista y sabe cómo está escrita la ley de femicidio. Esperamos de corazón y lo único que yo quiero es que el asesino pague con lo que corresponde, que es la cadena perpetua“, recalca la madre de “Dorito”.

Karem explicó que Atenas no estaba confeso del crimen cuando se inició el proceso judicial y que solo entregó detalles a una comisaria sobre lo que había hecho. Sin embargo, cuando fue detenido guardó silencio hasta ya desarrollado el juicio: “El pasado martes él decide sorpresivamente declarar, pero la abogada me explicó que ya no tenía la misma validez, porque ya había escuchado a todos los familiares, a parte de los peritos, a algunos médicos, tenía la mitad del camino zanjado entonces era fácil para él y con el apoyo de su defensoría poder decir algo”.

“Él no dijo por qué hizo lo que hizo, ni tampoco hay días concretos en que se produce el crimen, ni cómo ni cuándo. Yo he podido conversar con algunos profesionales declarantes y tampoco se atreven a decir una fecha, hablan de aproximaciones”, sostiene la mujer respecto a los detalles del crimen.

Rojas aseguró que hay antecedentes claros de la violencia que Isidora sufría en manos de su ex pareja y que incluso existe el propio testimonio de la víctima, quien le comentó por redes sociales a una amiga que Guillermo Atenas la había golpeado: “Eso está probado en varias declaraciones, es un hecho”, precisa.

Karem relató que, desde la muerte de su hija, todo el proceso “ha sido triste, doloroso, hay una carga emocional enorme, en cada episodio diario nosotros vemos reflejada a Isidora”. Al mismo tiempo, sostiene que “queremos crear conciencia del respeto a la mujer, que se modifique la ley de femicidio que es demasiado tradicionalista, que finalmente no refleja cómo estamos viviendo como sociedad”.

En medio del dolor, sin embargo, la madre de Isidora agradece el apoyo que han obtenido de colectivos, agrupaciones, de la Red Chilena Contra la Violencia hacia las Mujeres y de los medios libres. También dice sentirse agradecida del actuar de la Fiscalía: “Por parte de los abogados y el fiscal veo harta solidaridad y empatía. Siento que están sumamente comprometidos y lo único que queremos es conseguir justicia para ‘Dorito’ y que no se vuelvan a repetir estas muertes, aunque suene a cliché, porque como sociedad les ha tocado a muchas y sin duda te tiene que pasar para sentir todo esto. O si no, pasas al lado, eres un espectador”, resume.

Rojas recuerda “Dorito” como una niña “sumamente tierna, yo creo que en su corazón tenía puro amor no más. Nunca veía la maldad de las cosas, que alguien la pudiera dañar, era demasiado confiada, extremadamente sociable, muy amistosa”. La madre detalla las actividades que las feministas realizarán en Concepción, Santiago y Valparaíso en su memoria y añade que “esto para mí refleja que Isidora sí era muy querida, es muy recordada, era una chica súper especial”.

“A mí personalmente me gusta escuchar los relatos sobre ella, ver las fotos y videos que hay de ella. Ese recuerdo creo que va quedar por siempre. No la tenemos, no está Isidora, se fue a un vuelo, pero el recuerdo de la Isi está día a día”, dice y por primera vez en la entrevista su voz se desvanece. “Yo creo que ella en cada lugar al que fue dejó huellitas y eso es por algo”, cierra.