“Se trata de un paso inicial en lo que pretendemos se convierta en un nuevo referente de la izquierda en Chile“. Así define  la diputada Camila Rojas las aspiraciones de la fusión de Izquierda Autónoma y Poder Ciudadano.

En una cita que comenzó esta mañana entre las directivas de IA y Poder, a la que también asisten la parlamentaria ya mencionada y su par Claudia Mix, se discutirán los objetivos, características y lineamientos principales de la convergencia, según señala La Tercera.

La idea tras esta iniciativa es la creación de un partido legal que pueda incluir a más fuerzas de izquierda, con la mirada puesta en las próximas elecciones municipales.

“Para ello ponemos toda nuestra disposición de confluencia. La izquierda que nos sentimos convocados a fortalecer es una izquierda alejada de dogmas, ídolos intocables y vetos; por el contrario, defendemos el derecho a cuestionar, criticar y en base a ello construir”, detalló la misma parlamentaria de IA.

En tanto que para la presidenta de Poder, Karina Oliva, la necesidad pasa porque el Frente Amplio requiere de “una fuerza democrática, feminista y popular, capaz de movilizar y correr los límites de lo posible, con nuevos desafíos”.

En la misma línea indica que “queremos aportar a derribar esa fragmentación de las izquierdas y el progresismo que existe hoy, dentro y fuera del Frente Amplio. Nosotras creemos que es necesario un partido que permita hacer confluir a estas fuerzas, para eso hemos puesto nuestra legalidad al servicio de este nuevo partido”.

Junto a lo anterior, desde Izquierda Autónoma adelantan que la convergencia no estaría cerrada en exclusiva con Poder, y esperan poder contar con otros nombres con los que son afines.

Mientras, que desde los sectores más de izquierda, reconocen que ven con buenos ojos la posibilidad de hacerle un contrapeso a Revolución Democrática, que hasta ahora es el partido de mayor peso del FA, pero que bajo ningún motivo esa es la finalidad.